Grid

GRID_STYLE
TRUE

ULTIMAS NOTICIAS

latest

Ciudadano ecuatoriano planea denunciar a China por el desastre que ha hecho la pandemia del coronavirus.

Franklin Ordóñez es un ciudadano ecuatoriano de 62 años de edad que perdió a su querido hermano mayor a causa del coronavirus el pasado ...


Franklin Ordóñez es un ciudadano ecuatoriano de 62 años de edad que perdió a su querido hermano mayor a causa del coronavirus el pasado mes de marzo. Desde que se contagió su hermano, el hombre no podía verlo ni saber de él, ya llevaba un par de meses separado de su familiar cuando éste fallecio y Franklin no pudo despedirse adecuadamente, su hermano quedó solo en su mente. 

"Alguien tiene que responder por todas las personas que han muerto en el mundo", le dijo Franklin a la gigante de noticias BBC Mundo vía telefónica desde la ciudad de Guayaquil, la urbe ecuatoriana más golpeada por el virus. 

Personas en Guayaquil esperando poder enterrar dignamente a sus familiares. Foto AFP

Guayaquil fue la ciudad protagonista de lo cruel que puede ser el coronavirus matando a miles de personas mientras que otras luchan por sobrevivir, allí se llegaron a ver escenas devastadoras de cadáveres abandonados en las calles y otros quemados precariamente por sus familiares, después de que hospitales y funerarias colapsaran.

"Da coraje saber que por gente irresponsable, prácticamente el mundo se encuentra detenido", afirma indignado este abogado y político que dice estar recurriendo a sus ahorros para vivir al no poder trabajar por el confinamiento.

Pese a la falta de evidencias, Ordóñez está totalmente convencido de que el virus fue creado en un laboratorio chino: "Sus provincias aledañas no se contaminaron como se contaminó el resto del mundo. Estados Unidos, con todo lo que tiene en su arsenal biológico para cuidarse, no fue capaz de contener esta avalancha".

“Yo creo que se podría resarcir económicamente a todas las personas que han sufrido la pérdida de sus seres queridos”.

El señor Franklin Ordónez no es el único que piensa de esta manera pues a lo largo y ancho del mundo, diferentes empresas y personas particulares se han planteado la posibilidad de exigir una reparación a China por su mala actuación al inicio del brote y su demora en comunicarlo al resto del mundo. 

Gobierno chino ha asegurado varias veces que la pandemia fue un accidente. Foto EFE



En Alemania, el periódico Bild hace algunos días hizo las cuentas del daño económico que ha dejado el coronavirus en el país en un editorial titulado "Lo que China nos debe": unos U$160 .000 millones.

Por otro lado, el presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, es unl de los primeros interesadosFranklin Ordóñez es un ciudadano ecuatoriano de 62 años de edad que perdió a su querido hermano mayor a causa del coronavirus el pasado mes de marzo. Desde que se contagió su hermano, el hombre no podía verlo ni saber de él, ya llevaba un par de meses separado de su familiar cuando éste fallecio y Franklin no pudo despedirse adecuadamente, su hermano quedó solo en su mente.

"Alguien tiene que responder por todas las personas que han muerto en el mundo ", le dijo Franklin a la gigante de noticias BBC Mundo vía telefónica desde la ciudad de Guayaquil, la urbe ecuatoriana más golpeada por el virus.

Guayaquil fue la ciudad protagonista de lo cruel que puede ser el coronavirus matando a miles de personas mientras que otras luchan por sobrevivir, allí se llegaron a ver escenas devastadoras de cadáveres abandonados en las calles y otros quemados precariamente por sus familiares, después de que hospitales y funerarias colapsaran.

"Da coraje saber que por gente irresponsable, prácticamente el mundo se encuentra detenido", afirma indignado este abogado y político que dice estar recurriendo a sus ahorros para vivir al no poder trabajar por el confinamiento.

Pese a la falta de evidencias, Ordóñez está totalmente convencido de que el virus fue creado en un laboratorio chino: "Sus provincias aledañas no se contaminaron como se contaminó el resto del mundo. Estados Unidos, con todo lo que tiene en su arsenal biológico para cuidarse, no fue capaz de contener esta avalancha".

“Yo creo que se podría resarcir económicamente a todas las personas que han sufrido la pérdida de sus seres queridos”.

El señor Franklin Ordónez no es el único que piensa de esta manera pues a lo largo y ancho del mundo, diferentes empresas y personas particulares se han planteado la posibilidad de exigir una reparación a China por su mala actuación al inicio del brote y su demora en comunicarlo.

En Alemania, el periódico Bild hace algunos días hizo las cuentas del daño económico que ha dejado el coronavirus en el país en un editorial titulado "Lo que China nos debe": unos U$160 .000 millones.

Por otro lado, el presidente de los Estados Unidos de América, Donald Trump, es unl de los primeros interesados en que China y la OMS rindan cuentas al mundo. 

"Hay muchas formas de hacer que rinda cuentas. Estamos llevando a cabo investigaciones muy serias, como probablemente saben, y no estamos contentos con China", dijo hace algunos días en conferencia de prensa.

"No estamos contentos con toda la situación porque creemos que (el virus) podría haber sido detenido en origen, podría haber sido frenado rápidamente y no se hubiera esparcido por todo el mundo”, aseguró. 


 Fuente BBC

ESPECTACULOS

ESPECTACULOS