Grid

GRID_STYLE
TRUE

ULTIMAS NOTICIAS

latest

Bill Gates lanza su nueva profecía: ‘No estamos listos para la próxima pandemia’

El millonario y filántropo señaló que será fundamental el equilibrio en la distribución de las vacunas de coronavirus a nivel global El mu...

El millonario y filántropo señaló que será fundamental el equilibrio en la distribución de las vacunas de coronavirus a nivel global

El multimillonario y filántropo Bill Gates, a través de su fundación, se comprometió en la lucha contra la pandemia del coronavirus y se convirtió también en un referente mundial del tema. Ahora, en una conversación que tuvo con una publicación científica, el creador de Microsoft habló de los próximos pasos que deberá seguir la humanidad para controlar el coronavirus, en los que serán fundamentales el trabajo conjunto de los países y una equilibrada distribución de la vacuna.

Además, el magnate se refirió con optimismo a lo que puede ocurrir si llegara en el futuro una nueva afección global. «Dentro de tres años estaremos listos para la próxima pandemia», expresó.

Gates conversó ayer con la editora en jefe del sitio National Geographic, Susan Goldberg, en relación al informe que la Fundación Bill y Melina Gates difundió recientemente y donde se evalúan los esfuerzos que hizo la comunidad global para alcanzar los objetivos establecidos por las Naciones Unidas para poner fin a la pobreza extrema, el hambre, la desigualdad de género y otros males mundiales para el año 2030.

Obviamente, en el informe se incluyen los efectos devastadores de la pandemia de coronavirus en el cumplimiento de estos objetivos. Según lo informado por Gates, el Covid-19 retrasó varios años los avances que se habían obtenido en la lucha contra la desigualdad y la pobreza.

«En un abrir y cerrar de ojos, una crisis de salud se convirtió en una crisis económica, una crisis alimentaria, una crisis de vivienda, una crisis política. Todo impactó contra todo lo demás», señala el referido reporte, denominado Goalkeepers Report, que es el cuarto que publica este año la fundación.

En la conversación, y con respecto al impacto negativo del coronavirus en poblaciones vulnerables del mundo, Gates expresó: «El efecto directo real [del Covid-19] de matar personas en países pobres es una parte muy pequeña del daño general que se ha hecho. Una gran parte es que sus sistemas de salud, que son muy frágiles, se han visto afectados. No se están realizando ni distribuyendo vacunas, ni mosquiteros contra la malaria, ni medicamentos contra el VIH. África tendrá dramáticamente más muertes por estos efectos indirectos que por los efectos directos».

La distribución de la vacuna
«Así que lo imperativo es que acabemos con la epidemia», concluyó Gates. Para esto, el magnate aseguró que la vacuna será «la única herramienta para hacerlo». Pero a su vez, recalcó que, una vez creadas y aprobadas las vacunas, será fundamental la manera en que se distribuyan.

En este sentido, la entrevistadora resaltó una parte del informe de la fundación sobre el tema de la distribución: «El reporte señala un modelo de Northeastern University, que decía que el 33% de las muertes por Covid-19 se evitarán si las vacunas se distribuyen primero en países de altos ingresos -señaló Goldberg-. Pero el 61% podría evitarse si las vacunas se distribuyeran a todos los países en proporción a su población».

Con respecto de ese punto, Gates señaló: «Nadie dice que el algoritmo de distribución se basará totalmente en la equidad. Habrá cierta inclinación a los países que ayudan a financiar la investigación y el desarrollo. Pero necesitamos tener algo de equilibrio aquí, tanto en la generosidad de comprar vacunas para esos países como para aumentar la capacidad de fabricación».




«El lema de la fundación es que todas las vidas tienen el mismo valor -continuó el creador de Microsoft-. La ayuda exterior que brindan los países ricos han salvado decenas de millones de vidas, es el caso del Fondo Mundial para el VIH y otros similares que ayudan a comprar vacunas contra la diarrea o la neumonía. De modo que ya hay algo de equidad en el mundo».

Gates explicó luego que no realizar una distribución equilibrada de las vacunas sería «un doble error», porque «no solo estarías sacrificando esas vidas, sino que mientras permitas que la enfermedad exista fuera de Estados Unidos o en cualquier parte del mundo, volverá y no podrás reanudar tu actividad normal».

«Entonces, tenemos que resolverlo para toda la humanidad. Es justo e, incluso desde un punto de vista egoísta, es lo más inteligente», aseguró.

Las lecciones de la pandemia
En cuanto a la vuelta a la normalidad en el mundo, y a recuperar algunos valores económicos básicos, especialmente en los países más pobres, Gates fue cauto. «Incluso si hacemos nuestro mejor esfuerzo en todas esas cosas -la vacuna, la restauración, la generosidad de los países ricos-, nos llevará de dos a tres años volver a principios de 2020».

Luego, Gates se concentró en los puntos positivos que, dentro de todos los males provocados, dejó la pandemia. Entre otras cosas, destacó «el ingenio de las compañías farmacéuticas, por las que ahora tenemos seis vacunas candidatas, varias de las cuales tienen probabilidades altas de resultar seguras y eficaces a principios del año próximo»

«Es fenomenal que podamos decir que dentro de unos años, con un poco de suerte con las vacunas, algo de generosidad, y el esfuerzo de hacer correr la voz para que la gente confíe en que son seguras, esta pandemia llegará a su fin. Sería mucho más negativo decir: ‘Dios mío, esto va por seguir para siempre’, pero por fortuna, debido a la ciencia y a las compañías farmacéuticas, esto no será así», concluyó.

Su profecía de 2015
Con respecto de las lecciones que se sacaron de esta pandemia, y de qué pasaría si en el futuro ocurriera un fenómeno similar, Gates señaló: «Creo que esta vez los países ricos, incluido Estados Unidos, se tomarán la amenaza en serio. Harán simulaciones para prepararse, tendrán capacidad de diagnóstico a gran escala disponible de inmediato y desarrollaremos algunas plataformas de vacunas que no solo serán útiles para una pandemia, sino también para fabricar vacunas contra la malaria, la tuberculosis y el VIH».

«También habrá mucha investigación y desarrollo sobre cómo pueden mejorar las pruebas de medicamentos y vacunas rápidamente. Entonces, sí, a diferencia del título de mi charla de 2015 que era, ‘No estamos listos para la próxima pandemia’, creo que dentro de tres años sí estaremos listos para la próxima pandemia», finalizó.

Fuente. La Nación – Argentina

ESPECTACULOS

ESPECTACULOS