Grid

GRID_STYLE
TRUE

ULTIMAS NOTICIAS

latest

Mark Vito Villanella compraba y vendía bienes de los aportantes de su esposa Keiko Fujimori

Hablan los números. La contabilidad de su empresa MVV Bienes Raíces, que ha sido revisada por el Equipo Especial Lava Jato, deja en evidenc...


Hablan los números. La contabilidad de su empresa MVV Bienes Raíces, que ha sido revisada por el Equipo Especial Lava Jato, deja en evidencia que sus principales clientes fueron empresarios que abierta u ocultamente financiaron sus campañas presidenciales.

La compra y venta de inmuebles y terrenos resultó una lucrativa actividad para Mark Vito Villanella, debido a que sus principales clientes fueron personas que aportaron a las campañas presidenciales de su esposa Keiko Fujimori en 2011 y 2016. De acuerdo con los registros contables de su empresa MVV Bienes Raíces, Villanella completó 108 operaciones, de las que 91 (84 %) estuvieron relacionadas con quienes donaron dinero abierta o subrepticiamente a sus candidaturas.

De acuerdo con la documentación que presentó al fiscal José Domingo Pérez, entre 2015 y 2018 MVV Bienes Raíces logró suscribir 19 contratos por 72,2 millones de dólares (17 de compra y venta y 2 de alquileres). De ese monto, el 69 % fueron suscritos por aportantes inscritos en la Oficina Nacional de Procesos Electorales (ONPE) y por personas que no cumplieron con dicha obligación.

Conforme la misma fuente de datos, Villanella ganó comisiones que superan los 2 millones 192 mil dólares. Esto es, más o menos 45 mil dólares mensuales en el periodo indicado. Casi tres cuartas partes de las comisiones que obtuvo (64 %), las recibió de clientes relacionados con los aportes a las campañas de su cónyuge, Keiko Fujimori. Lo llamativo es que en varios casos, lo contrataban personas que habían aportado a las campañas de su esposa, y vendía las propiedades a ciudadanos que también habían contribuido con dinero a la postulación presidencial de Keiko Fujimori. Para el fiscal Pérez, se trataría de una simulación. La defensa de Villanella lo niega.

Entre los contratos más cuantiosos de este tipo es el que Villanella suscribió con Angélica Slavkovic de Seremet, a quien logró venderle una propiedad por 12,2 millones de dólares. Ella es madre de Nikola Seremet Slavkovic, exsocio, exempleado de Villanella, y contribuyente a nombre propio y de sus empresas, de las campañas de Keiko Fujimori.

Villanella vendió a nombre de Nikola Seremet y de su compañía Comercial Maderera Andina 3,97 millones de dólares a Juan Higuchi Fukuzawa, primo de Keiko Fujimori y hermano de Eduardo Higuchi Fukuzawa, también aportante de Keiko Fujimori Higuchi.

También destaca la empresa Sinomaq, que contrató a Villanella para que vendiera una propiedad por 8,2 millones de dólares. Sinomaq pertenece al millonario “rey de los casinos” José Sam Yuen, quien admitió ante el fiscal Pérez haber organizado una red de falsos aportantes para Keiko Fujimori, entre quienes se encontraba el gerente de la empresa que contrató a Villanella, Emilio Cillóniz Flórez. No es el único caso.




La Inmobiliaria CMA, de Nicolai Seremet Slavkovic y su madre Angélica Slavkovic de Seremet, por intermedio de Villanella alquiló por 2 millones una propiedad a Sergio Valencoso Burillo, quien es socio de Franko Kurtovic Díaz, señalado también por haber reclutado falsos aportantes. Kurtovic está casado con María Shiguiyama Kobashigawa, hermana del exjefe de Sunat Víctor Shiguiyama Kobashigawa, íntimo de Keiko Fujimori y exintegrante de su equipo de campaña presidencial. Para el fiscal Pérez, no se trata de coincidencias.

En efecto, algo muy similar se repitió en el caso de la compañía Indupark, que logró que Villanella vendiera un predio a 6,3 millones de dólares entre otros a San Martín Contratistas Generales y a Inmobiliaria del Sur, de los hermanos Julián, Érika e Iván Suicho Dextre. Entre los dueños de Indupark se encuentran los hermanos Iago y Vasco Masías Málaga, accionistas de las compañías La Portada y Casa Blanca, consignadas como aportantes de la candidatura de Keiko Fujimori. Los compradores, los hermanos Siucho, capitaneados por Julián Siucho Dextre. Jorge Yoshiyama Sasaki reveló que este empresario hizo aportaciones clandestinas a la campaña de Keiko Fujimori, y es dueño del local donde se fraguaron los cócteles en los que supuestamente se recaudó el dinero para financiar la candidatura presidencial fujimorista. Por si fuera poco, Julián Siucho es investigado por la participación de su empresa, San Martín Contratistas Generales, como parte de la organización denominada El Club de la Construcción.

La figura de empresas y personas que aportaron a las campañas de Keiko Fujimori, que contrataron a Mark Vito Villanella para que venda o compre propiedades a empresas o personas que también fueron aportantes del fujimorismo, se repite una y otra vez. Se trata de un patrón incriminatorio.

La generosa familia minera de Casapalca
Eduardo y Patricia Gubbins Granger, miembros de la familia propietaria de la Compañía Minera Casapalca, fueron aportantes de la campaña de Keiko Fujimori en 2011. En la contabilidad de MVV Bienes Raíces, aparece que Mark Vito Villanella intervino en dos operaciones inmobiliarias bajo contrato de Casapalca, gerenciada por Alejandro Gubbins Cox.

Se trató de varios pisos de un edificio con sus respectivos estacionamientos y depósitos por 8,3 millones de dólares. Por estas operaciones, Villanella ganó una comisión de 1 millón 135 dólares. Una de las más cuantiosas de los 19 contratos que suscribió el esposo de Keiko Fujimori.


FUENTE: LA REPUBLICA

ESPECTACULOS

ESPECTACULOS