Grid

GRID_STYLE
TRUE

Pages

PERUDICE.COM

{fbt_classic_header}

ULTIMAS NOTICIAS

latest

Daniel Abugatas critico fuertemente a la Presidenta del Congreso por gesto de desprecio con el Presidente Pedro Castillo

Congresistas y exparlamentarios de AP se pronuncian sobre polémica desatada en redes socialespor el gesto de la titular del Parlamento, Marí...

Congresistas y exparlamentarios de AP se pronuncian sobre polémica desatada en redes socialespor el gesto de la titular del Parlamento, María del Carmen Alva cuando se despidió del presidente Pedro Castillo.

Tras la reunión entre el presidente Pedro Castillo y los miembros de la Mesa Directiva, sucedió un hecho que generó polémica en redes sociales cuando la titular del Parlamento, María del Carmen Alva (Acción Popular) se despidió del mandatario.

Alva acompañó al presidente Castillo hasta los exteriores de la sede del Parlamento. Tras chocar los codos, la titular del Congreso hizo un gesto de rechazo al jefe de Estado. Ambos se alejaron sin brindar declaraciones a la prensa sobre el encuentro. ¿Qué sucedió? El Comercio buscó no solo a miembros de la bancada de Acción Popular, sino a otros representantes del partido.



El presidente de Acción Popular, Mesías Guevara, declaró que María del Carmen Alva no tuvo ninguna intención de hacer un gesto contra el mandatario. “Tengo entendido que la conversación ha sido muy amena y cordial y hay temas que escapan pero por lo que hemos conversado, no ha habido ninguna intención de un desplante al presidente, son detalles y anécdotas que debemos dejarlo de lado y priorizar temas importantes”, indicó el también excongresista. Añadió que la polarización ha llevado que ocurran “estas especulaciones” en los gestos políticos.

“Yo creo que estamos en un momento encriptado y también porque un sector de la población esta siendo bastante influenciada por una gran cantidad de fake news y eso debemos cortar”,

Al respecto, Víctor García Belaúnde consideró “absurdo” que se busquen interpretaciones de rechazo. “Fue una reunión cordial, es un gesto amistoso, no es enemistoso en absoluto. Además, me parece que es absurdo, obtuso que los enemigos del Congreso y los amigos de Castillo estén interpretando este gesto como un rechazo, eso me parece absurdo e infantil y groseramente dañino”, exclamó. “La versión que tengo es si le preguntó si iban a dar una conferencia los dos, él le dijo que no y ella dijo tampoco. Ella por quedar bien con él y estar en una forma coordinada, se guardó el

derecho a dar declaraciones a la prensa. Más cortés que eso, imposible, una cortesía clarísima”, señaló García Belaúnde. Miembros de la bancada de Acción Popular coinciden en que el gesto de la presidenta del Congreso, ha sido malinterpretado por un sector de la política. “Parece que el señor presidente no quería dar declaraciones a la prensa y la presidenta le dijo que ‘si no deseas declarar, no declares’. Las personas tenemos diferentes formas de comunicar, no significa un rechazo”, declaró la vocera alterna del partido Karol Paredes. Darwin Espinoza consideró que el gesto ha sido sacado de contexto porque “el presidente le preguntó si ella iba a declarar y María del Carmen (Alva) dijo que no”. “Ya se habían despedido, hubo un choque codos porque es un saludo protocolar, luego ya indica que no iba a dar declaraciones a la prensa y por eso es que hace con la mano de esa manera”, agregó.

Añade que esto también fue manifestado por la propia María del Carmen a la bancada de la lampa. “No habría por qué hacer un desplante habiendo tenido una reunión cordial, además se que se volverán a reunir, no hay distanciamiento entre el Ejecutivo y Legislativo, hemos demostrado en tener la predisposición para trabajar de manera conjunta en favor de todos los peruanos”, exclamó el congresista. En breve comunicación con este Diario, el también congresista del partido José Arriola dijo lo siguiente: “Cada uno responde por sus actos”.



Quien si tuvo duras palabras contra la presidenta del congreso fue el ex congresista Daniel Abugatas que califico el gesto Maria del Carmen Alva, como un gesto de desprecio que solo refleja el afan confrontacionista que tiene el actual congreso contra el ejecutivo.